Cómo detectar ofertas de trabajo falsas a través de internet

Autora: Amalia López Acera, community manager del SERVEF

Según datos publicados por INTECO (Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación) el 25% de los fraudes que se producen en internet tienen relación con ofertas de trabajo falsas.

En estos últimos años la situación de crisis económica y las altas tasas de desempleo han provocado un aumento de este tipo de fraudes en el que algunas personas han buscado lucrarse valiéndose de la desesperación de muchas personas ante la falta de empleo.

SERVEF ofertas falsas

Aunque todos creamos que podemos detectar ofertas fraudulentas y a nosotros no nos la “van a pegar”, bien es verdad que cada vez se utilizan sistemas más sofisticados que hacen difícil saber si nos encontramos ante una propuesta real o no de trabajo.

Hay algunos indicios que nos pueden ayudar a detectar si estamos ante una oferta de trabajo falsa:

1.- Nos mandan una oferta de trabajo cuando no la hemos solicitado. Si todos sabemos que es complicado que nos llamen para una entrevista de trabajo después de habernos inscrito en un oferta, no parece muy normal que sin haber hecho nada recibamos un correo electrónico en el que nos ofrecen el trabajo de nuestra vida.

2.- Sueldos increíbles. Si algo todos tenemos claro es que los salarios han bajado, por lo que si alguien nos ofrece 3.000 euros de golpe y no somos ingenieros de la NASA, debemos estar alerta.

3.- Ofertas del tipo 4.800 euros para trabajar de peón de la construcción en Dubai. Esta oferta fue real y más de 130 personas enviaron 20 euros para que les tradujeran el currículum antes de ser desmantelada. Este tipo de ofertas suele ir unida a trabajos de construcción en países árabes o sudamericanos. Simplemente hay que mirar cómo en esos países sí que se puede llegar a pagar esa cantidad por ingenieros y personal cualificado pero para albañiles y peones, como era el caso de esta oferta, las empresas contratan principalmente a pakistaníes con sueldos precarios y pocas medidas de seguridad.

4.- El trabajo en el extranjero suele ser un gran reclamo y muchos han visto que en casos como el anterior la gente ya no “pica” ,así que envían ofertas de trabajo consideradas normales para trabajar por ejemplo en hoteles en Reino Unido por 12 libras la hora y solicitan que se envíen dinero para “reserva de puesto”. Por ley no se puede cobrar nunca a una persona por buscar trabajo y de hecho en la mayoría de los casos lo pedirán de forma encubierta y disfrazándolo como gastos de reserva, de material…. Nunca debemos enviar dinero

5.- Número de tarificación especial. Son los conocidos como 906, 806, 807 u 803. Vemos una oferta de trabajo la cual sirve como reclamo y nos ponen un número de teléfono para que llamemos y así ampliar la información. El objetivo es mantenernos al teléfono el máximo de tiempo posible mientras que nuestra factura puede alcanzar incluso los 50 euros.

6.- Dudas sobre la profesionalidad de la empresa: si la oferta de trabajo nos llega en un castellano mal traducido, si la cuenta de correo de electrónico es gratuita, si no hay más datos de contacto que un contacto electrónico, o si vemos que son correos “corta y pega”, también debemos dudar.

7- Trabajos poco “claros”. La propuesta puede ser que tengas que rellenar “sólo” tus datos personales lo que servirá después para vender lista de publicidad o incluso ser víctima de ataques de seguridad. Otra posibilidad es que te ofrezcan dinero por hacer una transferencia bancaria de una cuenta a otra. Hay que tener especial cuidado con esto último ya que están utilizando tu cuenta para blanqueo de capitales y esto es un delito.

¿Qué podemos hacer si vemos una de estas ofertas?

1.- No contestar al correo o llamar al teléfono de tarificación especial, y si lo hacemos no facilitar nunca datos personales ni bancarios.

2.- En el caso de que traigan ficheros adjuntos evitar abrirlos ya que pueden ser virus (phising).

3.- Informarnos sobre la empresa pero no en la web que ellos proporcionan, ya que en muchos casos han llegado a crear páginas web para darle más veracidad. Poner en el buscador de Google el nombre de la empresa y ver qué sale.

4.- No enviar nunca dinero, ya que no tenemos que olvidar que no nos pueden pedir dinero por ningún concepto.

5.- También podemos denunciarlo ante:

Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil: se puede hacer denuncia formal o de forma anónima

Policía Nacional a través de su comisaría virtual

Inspección de trabajo de la seguridad social: de manera formal o también con un buzón anónimo.

Y para terminar 2 consejos…

1.- Si quieres ir a trabajar al cualquier país del Unión Europea puedes contactar con la Red Eures, que es la unión de todos los servicios públicos de empleo que ponen en común todas sus ofertas de trabajo y a la cual se puede acceder a través de su página web. En todas las oficinas del SERVEF hay una personas preparada para atender este tipo de consultas y le podrá informar cómo acceder a estas ofertas de trabajo con total seguridad y garantía. Además, podrá solicitar diferentes ayudas económicas en el caso de que tenga que desplazarse para hacer la entrevista de trabajo otro país, por ejemplo. Así mismo tiene la cobertura que proporciona la Unión Europea en cuanto a sanidad, respecto al derecho de los trabajadores, salarios, etc.

2.- Desde el Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF) así como desde el resto de servicios públicos de empleo siempre recomendamos buscar ofertas en sitios oficiales o en portales de empleo que ofrezcan las suficientes garantías de seguridad. Los servicios públicos de empleo ofrecemos garantías a los usuarios ya que:

– Cualquier empresa que quiera poner una oferta de trabajo debe facilitar su CIF para que podamos comprobar que la empresa realmente existe y a qué se dedica así como sus datos fiscales.

– Las empresas que acuden al SERVEF saben que están tramitando una oferta con una administración pública por lo que esto mismo ya es disuasorio para poner una oferta falsa.

Y es que como dice el refrán “nadie da duros a cuatro pesetas”.

Posted in Orientación.